Orígenes y evolución

A comienzos de los años 80, el profesor D. José Antonio Jiménez Salas, indiscutible impulsor de la Mecánica de Suelos en España desde finales de los años 50, concibió un curso de geotecnia para postgraduados iberoamericanos en la Escuela de Caminos de Madrid. En aquella época compaginaba su tarea docente como titular de la cátedra de Geotecnia y Cimentos de la Escuela de Ingenieros de Caminos de Madrid con la dirección del actual Laboratorio de Geotecnia del CEDEX.

El prestigio internacional de su figura, su extraordinaria claridad expositiva y el muy cualificado grupo de profesores e investigadores del que se asistió, tanto de la Escuela como del Laboratorio de Geotecnia del CEDEX, y lógicamente, también el atractivo de nuestro país, propiciaron la difusión del curso en los países de afinidad lingüística. Aquel curso, que con el tiempo ha devenido en Máster Universitario de título propio de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), gestionado y codirigido por el CEDEX, ha ido acogiendo anualmente y sin interrupción entre 25 y 30 alumnos. El alumnado español, residual hasta mediados de los años 90, fue interesándose gradualmente hasta la actualidad, en que se trata de alcanzar una cierta paridad entre titulados españoles y americanos en el proceso de selección.

Tras su etapa germinal de adscripción a la Escuela, el curso pasó a organizarse en el CEDEX, adhiriéndose la dirección de curso al Director del Laboratorio de Geotecnia, que en aquella etapa era D. Carlos Oteo. De ese modo, las clases teóricas se trasladaron a las aulas del CETA, si bien se mantuvieron algunas prácticas de laboratorio en la Escuela. Desde finales de los años 90, ya bajo la dirección de D. Vicente Cuéllar, las clases de laboratorio comenzaron a realizarse en el propio Laboratorio de Geotecnia del CEDEX. A partir del año 2000, con motivo de la ampliación de su carga docente gracias al empeño del Director y sus colaboradores, se le otorgó la categoría de Máster. Además, las clases se trasladaron al aula polivalente del Laboratorio de Geotecnia del CEDEX, dotada de notables medios audiovisuales y donde los alumnos disponen de espacio para trabajar individualmente o en grupo en las horas no lectivas.

Desde el año 2009, el Máster en Mecánica del Suelo e Ingeniería Geotécnica del CEDEX es Máster Universitario de título propio: de la Universidad Politécnica de Madrid hasta la edición de 2011 y de la UNED desde 2012. Este Máster, con un cuadro docente sin parangón en lengua castellana, ha logrado ser una sólida referencia internacional. En sus etapas más recientes, ya de adscripción universitaria, ha sido codirigido por Antonio Soriano (UPM), Fernando Pardo de Santayana (CEDEX) y Juan José Benito Muñoz (UNED), siendo estos dos últimos los directores actuales.

Merecen citarse la colaboración de la Fundación Agustín de Betancourt y de la Agencia Española de Cooperación Internacional, la cual desempeñó hasta 2012 una notable labor de difusión y de financiación de becas de formación. También ha sido fundamental el respaldo de las empresas del sector geotécnico, en gran medida agrupadas en la Asociación de Empresas de la Tecnología del Suelo y del Subsuelo (AETESS), que han confiado en el CEDEX, ya para complementar la formación de algunos de sus técnicos, ya para incorporar a sus plantillas algunos de los alumnos más brillantes, al tiempo que ponen a sus técnicos más cualificados a disposición de máster como ponentes y facilitan la visita a diversas obras de relevancia geotécnica. Los alumnos son invitados a las jornadas organizadas por AETESS y por otros foros o asociaciones del sector como la Sociedad Española de Mecánica del Suelo (SEMSIG), la Sociedad Española de Mecánica de Rocas (SEMR) y el Capítulo Español de la Sociedad Internacional de Geosintéticos (IGS), tres sociedades que tienen su sede en el CEDEX, sus presidentes actuales son funcionarios del CEDEX y son profesores habituales del Máster.

En la coyuntura económica actual, es muy oportuno hacer un análisis retrospectivo sobre el esfuerzo por parte del CEDEX en la labor de transferencia de conocimiento y de la técnica geotécnica, y por ende, de fortalecimiento de los vínculos profesionales geotécnicos a ambos lados del Atlántico.